(El Día Internacional de Denuncia de las Violencias contra las Mujeres bajo las luces y las energías del 7 de noviembre)

Por Lucía MÁRQUEZ

Bajo el lema «NOS QUEREMOS VIVAS» los movimientos feministas de toda España denunciaremos un nuevo 25 de noviembre la VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES. Sin embargo, este año este Día Internacional no puede ser como los anteriores, el hito que ha significado la Manifestación del 7 de noviembre de 2015 ha cambiado todo. Por ello les invito a reflexionar este 25 de noviembre sobre lo que hemos logrado, aunque el terror repetido y el bélico,  ahogue la voz nuestro dolor, nuestra denuncia y la alegría que mostramos ese día.

El 7 de noviembre en Madrid medio millón de personas rompimos el ruido que producen constantemente los macabros marcadores que indican cómo se incrementa constantemente el número de mujeres muertas como consecuencia de la cultura patriarcal que nos domina. Ese incesante aumento no es todo, se debe ver como el momento más grave de una lógica que se inicia en los innumerables casos de «micromachismos», que no entran en las estadísticas, y que se suceden constantemente,  como en este mismo momento. Convivimos con una violencia silenciosa, silenciada, aceptada y disculpada.