Por Francisco FLORES TRISTÁN

Estamos en precampaña electoral y esta vez los datos de las encuestas nos hacen pensar  en unos resultados bastante menos previsibles que en ocasiones anteriores. La volatilidad es muy alta. No hace nada Podemos se situaba prácticamente en primer lugar. Tras las elecciones catalanas entra en crisis y cae en picado; últimamente parece remontar. Ciudadanos  estaba hace pocos meses en cuarto lugar, a distancia de los otros tres. Hace unos días un sondeo les daba como segunda fuerza, adelantando al PSOE.  Hace menos de un mes el PSOE  figuraba en primer lugar pero  el sondeo antes citado, hace menos de una semana, lo situaba en tercer lugar. Hay un dato sin embargo  que varía poco. Casi todos los sondeos dan al PP siempre en primer lugar aunque eso sí, perdiendo un gran número de votos y desde luego, la mayoría absoluta.