Por Ramón BARRAGÁN REINA

La situación política española es ya insostenible. Cada vez queda menos tiempo, aunque nos da la sensación a los ciudadanos que algunas fuerzas políticas están haciendo todo lo posible en que la insostenibilidad sea total y las nuevas elecciones, por agotamiento de posibilidades y de tiempo, sean inevitables.

El 4 de marzo la investidura de Pedro Sánchez no se pudo consumar. El acuerdo PSOE-C’s apenas concitó adhesiones. Era normal, porque aún quedaba mucho tiempo y el acuerdo en sí mismo parece que no servía para formar un “gobierno del cambio”.

Por Javier ARISTU

¿Es o no es un tiempo nuevo? ¿Se está abriendo o no se está abriendo esa fase nueva de la que tanto han hablado las fuerzas emergentes que hoy ya son parte del sistema político? Desde hace al menos dos años hemos venido escuchando el discurso de abrir la nueva etapa que necesitaba nuestro país, hemos venido asistiendo a una permanente representación política sobre el fracaso del “turnismo” y la exigencia de nuevos protagonistas en el escenario institucional. Ya es la hora.

Por Francisco FLORES TRISTÁN

Vaya espectáculo el de la investidura. Todo el mundo diciendo que el resultado electoral supone un mandato para negociar y pactar y aquí no negocia nadie a no ser que se le llame así a mandar tuits o lanzar mensajes en programas de televisión… o quizá es que sí están negociando pero en absoluta clandestinidad.

El mayor espectáculo lo está dando el PP y en especial su jefe, Mariano Rajoy. Más de un mes insistiendo una y otra vez que el PP ha ganado las elecciones y cuando el Rey le encarga la formación de Gobierno dice que no… de momento, que más tarde ya se verá. Pero ¿qué astracanada es esta? Cuando se es la fuerza más votada y se aspira a gobernar se tiene la obligación como mínimo de exponer su programa de gobierno no en el programa de Ana Rosa o la primera cadena de TVE sino en el Congreso de los Diputados, que es la sede de la soberanía nacional. Además en este caso concreto el PP, que durante estos últimos cuatro años no ha pactado prácticamente nada con nadie aplicando el rodillo de su mayoría absoluta, ha perdido una oportunidad inmejorable para explicar en qué va a modificar su política para obtener el apoyo que pretende de otros grupos políticos. ¿Va a modificar la legislación sobre seguridad ciudadana, sobre el poder judicial, en materia laboral, en Educación? ¿Qué medidas va a plantear para combatir la corrupción, qué propuesta tiene sobre Cataluña? … Solo sabemos que el PP aspira a una gran coalición con el PSOE y Cs pero nadie ha oído una sola propuesta concreta de gobierno.

Por José GARCÍA GARCÍA

Acabo de leer un artículo de opinión de Francis Gil (Secretaría Política, Área de Estrategia Podemos, Castilla la Mancha). Presentado por Juanma del Olmo (Podemos, Responsable de Actividades internas de la Secretaría General), en su apartado de opinión “Al piano” del diario digital “Público” [leer artículo] y no me gustaría dejar pasar la ocasión para hacer algunas consideraciones