Por Javier ARISTU

Se acaban de clausurar las dos jornadas de los denominados Diálogos Cataluña Andalucía que se han celebrado en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (antiguo monasterio de la Cartuja en Sevilla) durante los días 26 y 27 de este mes de octubre. Han sido horas de intenso trabajo de unos setenta intelectuales y profesionales catalanes y andaluces dedicados a intercambiar puntos de vista y juicios sobre la actual situación de nuestras comunidades, Cataluña y Andalucía.

Un grupo de amigos y amigas de la abogada Aurora León González, con motivo de que el Ayuntamiento de Sevilla, a solicitud de la Unión Provincial de CC.OO., le ha dedicado una calle, deseamos celebrar un homenaje a esta persona representativa de una época y un estilo de ejercer la abogacía en defensa de los que entonces no tenían defensa: los trabajadores. Aurora León fundó  uno de los despachos laboralistas más importantes y decisivos para la configuración de un marco de derechos y libertades en Andalucía.

Por Javier ARISTU

Cuento una anécdota real ocurrida a un familiar que vive y trabaja en Cataluña. Sucedió al día siguiente de la aprobación por el Parlament catalán de la ley de Transitoriedad. Fue este familiar a un gabinete de estética que suele visitar desde hace varios años para cultivarse e higienizar el cuerpo. Le estaba esperando la profesional esteticien con cara muy sonriente. Según le confesó —en catalán, obviamente— mientras comenzaba a preparar los potingues, «estaba radiante, exultante porque por fin vamos a alcanzar la independencia, un sueño que me invade desde que tenía catorce años». La chica debe tener unos 35 años en la actualidad. Mi familiar, discretamente y sin entrar en el terreno de quien la estaba despellejando física y literalmente en ese momento con la cera ardiente, le fue preguntando por diversos aspectos de este procés, un procés que había cruzado su rubicón ese 7 de septiembre de 2017. ¿Y qué va a pasar el 1-O? Respuesta: “Vamos a votar con libertad y después seremos independientes”. ¿Y qué haréis después con España? “¡Ah! Tendremos que negociar, claro; los asuntos tendremos que resolverlos negociando con Espanya”. Hubo por supuesto más preguntas dudosas y más respuestas optimistas pero con lo citado me basta. Estamos en lo que se llama un momento de alta carga emotiva donde la razón y la sensatez han huido del campo de batalla. Solo queda la emoción, el patetismo y la bravura. Mal andamos de esta forma.

Por Aurelio GARNICA

De estas elecciones del 26 de junio surgirán un nuevo Congreso de Diputados y un nuevo Senado. Su resultado provocará una nueva correlación de fuerzas en ambas Cámaras.

¿Qué pueden y no pueden hacer las mayorías del Congreso y Senado?

Para tomar decisiones se exige alcanzar unas mayorías determinadas. Es importante conocerlas, pues condiciona el mayor o menor peso de las fuerzas políticas presentes en las Cámaras.
Además, las nuevas Cortes y Gobierno deben respetar las leyes y normas, mientras no se modifiquen, aprobadas por las anteriores mayorías. También tendrán que convivir con Instituciones nombradas por las Cortes anteriores. Sus componentes se irán renovando a medida que venza su mandato. Especial relevancia puede tener el Consejo de Administración de RTVE y del Tribunal Constitucional, ambos con clara mayoría conservadora. En las democracias representativas se busca este equilibrio de poderes.
Estas cuestiones están reguladas en distintas normas. En esta explicación hacemos una síntesis de las mismas para facilitar su conocimiento.¿Mayorías más habituales exigidas en el Congreso y Senado?

Por Javier ARISTU

Hace días que he empezado a ver Borgen, la serie danesa que comienza a ser de culto entre algunas gentes relacionadas con la política. Llevo solo unos pocos capítulos y la estoy combinando con otra, más antigua pero de similar contenido, El lado oeste de la Casa Blanca. Ambas me hacen pasar un buen rato, me parecen espléndidas en su facturación y forma de contar la vida de ciertos políticos y las circunstancias en las que se desarrolla la política.

De Borgen he leído algunas crónicas en las que se nos dice que la serie y sus protagonistas reflejan tal cual es la vida política de un país como Dinamarca. Individuos normales, políticos que no se salen del común, absoluta igualdad de derechos, completo control de la vida financiera de los políticos, respeto universal por las opiniones del contrario, buena o aceptable combinación entre vida política y vida familiar…el imperio del principio político que dice que lo importante es el poder y por él actúas, lo cual no impide que ese poder se gestione desde tu ideología y principios.