Por Paco RODRÍGUEZ DE LECEA

Manel García Biel, un sindicalista por encima de cualquier sospecha de frivolidad, ha titulado su artículo más reciente “La irrelevancia de la izquierda” (1). «Cuando hay un grave conflicto territorial, cuando la democracia se devalúa y hay una grave regresión en cuanto a las libertades colectivas, cuando la desigualdad parece instalada y en crecimiento, cuando la corrupción corroe al partido que gobierna, cuando las fuerzas independentistas desafían la legalidad y hacen un pulso al Estado, nos preguntamos : ¿Dónde está la izquierda?»

Por Javier ARISTU

No soy historiador aunque me apasionan la historia como lector y el historiador como oficio. Interpretar los hechos del pasado para comprender bastante del tiempo presente es una tarea de las más complejas y a la vez de las más útiles para cada uno de nosotros. No soy, por tanto, experto para dilucidar casi nada de lo que pasó hace cuarenta años en nuestro entorno inmediato, en España y en Andalucía, pero me da la espina que algunos se están pasando en su búsqueda de referencias históricas que cubran su carencia de proyecto.

Por Javier ARISTU

Las cosas, tras las elecciones del pasado 20 de diciembre, siguen evolucionando a su manera. No sería sincero si dijera que me gusta la dirección que llevan los acontecimientos; al contrario, me parece que van camino de situarse a un nivel no necesariamente mejor que como estaban antes. Pero, por otra parte, no me extraña nada lo que está ocurriendo en estos días de análisis y evaluación postelectoral: los mimbres eran y siguen siendo los existentes antes del 20D, los protagonistas, los fundamentos programáticos y los horizontes de las fuerzas políticas estaban diseñados desde antes y no parece que se dejen influir por los resultados electorales. Lo que ha cambiado, y de qué manera, es la correlación de fuerzas parlamentarias, que no es poco. Planteo, aquí y ahora, algunas de las dudas y perplejidades que me asaltan tras leer y repasar las primeras declaraciones y tomas de posición de los líderes políticos en estas dos semanas de shock electoral.