Por Francisco FLORES TRISTÁN

Más sorprendente resultó el resultado de Andalucía Adelante especialmente por el hecho de que las encuestas le daban un porcentaje de escaños en ascenso equivalente aproximadamente a los de Ciudadanos y el PP. Sin embargo el resultado final ha sido un retroceso de tres escaños (17 frente a los 20 que resultaban de sumar Podemos, 15 e IU, 5 en las elecciones de 2015) y de casi 300.00 votos respecto a los obtenidos por estas dos fuerzas en 2015.  ¿Qué ha ocurrido? ¿Por qué se ha producido este retroceso comparativamente tan fuerte e incluso más que el del PSOE? Es evidente que AA no solo no ha logrado incorporar el voto frustrado socialista sino que ha sido aquejada del mismo problema, una fuga importante de votantes desencantados que probablemente han acabado mayoritariamente en la abstención. Algunas opiniones señalan que la unión de ambas fuerzas sentó mal en una parte de los afiliados y simpatizantes de cada una de ellas.

Anuncios

Por Francisco FLORES TRISTÁN

Javier Aristu acaba de publicar en estas páginas una serie de excelentes artículos en los que se analizan los resultados de las recientes elecciones al Parlamento andaluz y se apuntan algunos factores de los mismos. Me gustaría, al hilo de este debate, abundar en algunos de estos factores intentando no repetir aspectos ya comentados por Javier.

Por Francisco FLORES TRISTÁN

No tuve oportunidad de ver completo el debate de los distintos candidatos a la Secretaría general del PSOE, entre otras razones por la hora inadecuada. Da la sensación de que la dirección del PSOE intentara que lo viera la menor gente posible. Pero lo que vi, y las reseñas y comentarios posteriores de los medios, es suficiente para hacerme una idea de los planteamientos de cada candidato/a. Me llama la atención la falta de programas y estrategias de futuro  o la simpleza de los mismos especialmente de los dos candidatos con mayor número de avales. Por ejemplo del discurso de Susana Díaz podemos colegir que no quiere escorarse a la izquierda ni tampoco buscar pactos en esa dirección. Pero como propuesta concreta positiva su principal idea es la apuesta por un PSOE “como el de siempre”, por un “PSOE ganador” que, si consiguiera serlo, no tendría que pactar con nadie. Imagino que cualquier dirigente de cualquier partido intenta promover que el suyo sea ganador pero… cómo se consigue esto? El principal argumento de Díaz es el apoyo de los barones territoriales y de los antiguos dirigentes (Felipe, Guerra, Zapatero, Bono, Rubalcaba…) de lo que se deduce que, dado el apoyo de los antiguos líderes y de las mismas ideas, el PSOE volvería a ser partido ganador ¡!!

Por Francisco FLORES TRISTÁN

Los acontecimientos de la semana pasada han supuesto una crisis tan grave para el PSOE que amenaza con invalidarlo como uno de los instrumentos más importantes  y eficaces que ha tenido la Izquierda en este país desde hace casi siglo y medio.  Y todo ello ocurre en medio de una crisis general que afecta al conjunto del Estado y sus instituciones a su vez enmarcada en la crisis de la Unión Europea y que evidentemente ha tenido una incidencia importante en la propia deriva del PSOE.

Por Francisco FLORES TRISTÁN

Vaya espectáculo el de la investidura. Todo el mundo diciendo que el resultado electoral supone un mandato para negociar y pactar y aquí no negocia nadie a no ser que se le llame así a mandar tuits o lanzar mensajes en programas de televisión… o quizá es que sí están negociando pero en absoluta clandestinidad.

El mayor espectáculo lo está dando el PP y en especial su jefe, Mariano Rajoy. Más de un mes insistiendo una y otra vez que el PP ha ganado las elecciones y cuando el Rey le encarga la formación de Gobierno dice que no… de momento, que más tarde ya se verá. Pero ¿qué astracanada es esta? Cuando se es la fuerza más votada y se aspira a gobernar se tiene la obligación como mínimo de exponer su programa de gobierno no en el programa de Ana Rosa o la primera cadena de TVE sino en el Congreso de los Diputados, que es la sede de la soberanía nacional. Además en este caso concreto el PP, que durante estos últimos cuatro años no ha pactado prácticamente nada con nadie aplicando el rodillo de su mayoría absoluta, ha perdido una oportunidad inmejorable para explicar en qué va a modificar su política para obtener el apoyo que pretende de otros grupos políticos. ¿Va a modificar la legislación sobre seguridad ciudadana, sobre el poder judicial, en materia laboral, en Educación? ¿Qué medidas va a plantear para combatir la corrupción, qué propuesta tiene sobre Cataluña? … Solo sabemos que el PP aspira a una gran coalición con el PSOE y Cs pero nadie ha oído una sola propuesta concreta de gobierno.