Junta-CEA-Acuerdo-Empleo-presupuestos_EDIIMA20130320_0514_13Por Carlos ARENAS POSADAS

Concertación social es sinónimo de corporativismo; si corrientemente usamos aquella expresión y no esta se debe a que la palabra corporativismo suena mal, tiene mala fama: nos recuerda a dictaduras, a intereses estrechos de un colectivo económico y social. En realidad corporativismo es un modelo de gobernanza que suele aparecer en momentos en los que el sistema capitalista se halla en fases de desconcierto en los que necesita consenso para iniciar un nuevo modelo de acumulación de capital. Mediante una transacción corporativa las clases dominantes mantienen el control del sistema económico y político a cambio de ofrecer a sus rivales, especialmente a los trabajadores y a sus organizaciones, una serie de mejoras económicas y una capacidad de interlocución  previamente inexistente.  Cuando ese tránsito se ha efectuado, menguan las ganancias y aparece la fase recesiva, el ánimo corporativo desaparece, la guerra de clases desde arriba se reanuda  con bríos para arrebatar lo concedido y derrotar al rival de clase.