Por Carlos ARENAS POSADAS

Me imagino que será difícil para un ciudadano de a pie posicionarse en esta maraña de informaciones, desinformaciones, opiniones interesadas y subvencionadas, cruces de legalidades y legitimidades en torno al problema catalán y la convocatoria del referéndum del 1 de octubre. La confusión aumenta hasta el grado de la paranoia cuando, tanto los partidarios como los contrarios de su celebración usan las palabras “libertad”, “democracia”, como el primero de los argumentos.

Por Carlos ARENAS POSADAS

En 1980, Ronald Reagan fue elegido presidente de los Estados Unidos de América; su popularidad como político no se debía tanto a su mediocre carrera como actor de películas de serie B, como a su eficaz aparición como anunciante de crecepelos en la televisión. 36 años después, el más devoto de los clientes de Reagan, Donald Trump, ha llegado a la Casa Blanca. Ha usado para ello el mismo poderoso influjo de los medios, esparciendo a la población  el mismo contenido basura que consume cotidianamente en el plasma del saloncito: machismo, xenofobia, discriminación, amenazas, populismo del barato, etc., etc.

Que  toda esa infamia no era más que la carnaza que se le echa a los perros para que laman tu mano, lo demuestra el discurso que acabo de oírle como futuro presidente: la acritud ha dado paso a la bonhomía, la agresividad en el tono al sosiego  y la xenofobia a la unidad de todos los integrantes de la nación americana.  ¡U.S.A! coreaban los presentes en la sala de celebraciones ante la promesa de que la nación americana volverá a pesar en el mundo, de que construirá escuelas y hospitales aunque no se sabe cómo si todos los contribuyentes siguen su ejemplo de evadir impuestos.

Por Carlos ARENAS POSADAS

Acabo de leer, el artículo de Viçens Navarro en Diario Público de hoy 1 de noviembre sobre la favorable investidura de Rajoy como presidente del Gobierno. Se entretiene nuestro columnista sobre los factores que se han concitado para que el presidente del gobierno que más ha hecho por deteriorar la vida de los españoles se mantenga otros cuatros años más en el poder. Viene a decirnos Navarro que lo ocurrido es un “golpe de Estado civil” en el que grupos financieros, económicos y mediáticos, más el  aparato político del PSOE, han imposibilitado un gobierno distinto, “vetando una alternativa progresista al gobierno más corrupto y reaccionario hoy existente en la UE-15”.

Por Carlos ARENAS POSADAS

Este es el título que el añorado profesor José Luis Sampedro puso en 1983 a un artículo suyo en el  número 1 de la Revista de Estudios Andaluces. No se le ocurrió otra forma de decir, con su ya entonces vocación literaria, que aunque los tres entes formaran parte de la realidad mundo, eran cosas diferentes porque funcionaban de forma crecientemente compleja. Un reloj, con su mecánica, lo hace siempre de la misma manera; basta con darle cuerda o ponerle pilas. Un gato, como una persona, es un ser vivo, que elige actuar en función de las opciones relativamente simples que se le presentan. Madagascar define a una sociedad compleja que requiere a sus gobernantes tomar decisiones en función de la correlación de fuerzas sociales en su interior, de su relación con países vecinos, de su insularidad, etc., etc.

Por Carlos ARENAS POSADAS

No, por supuesto. España no es Libia, ni Irak, ni Siria ni ninguno de los países africanos a los que el imperialismo (que todavía existe) ha impedido crear estados robustos y estructuras políticas de autodefensa.

España, es el Estado más antiguo de Europa, nace (con reservas) en el siglo XV, pero quizás por eso es el más o uno de los más débiles. Mientras en el Viejo Continente, los países nuevos se cimentaron sobre la conciencia nacional de sus habitantes en el siglo XIX, en España, tal conciencia ha estado debilitada por múltiples causas motivadoras de fragmentación identitaria, localista, regionalista, sectorial,   etc., y todo ello a pesar del “machaca” continuado acerca de la “unidad de la patria”. Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces, dice el refrán.

Por Carlos ARENAS POSADAS

No hace tanto tiempo como para haber olvidado los epítetos con los que el común de los alemanes y de algunos pueblos nórdicos dedicaba a los pueblos latinos y especialmente a Grecia ante su situación de decadencia económica y de impago de la deuda: los del sur son gente indolente, acomodaticia, especialmente tramposa, que solo sabe poner hamacas en las playas para que las razas vigorosas y sus jubilados reposen en vacaciones. La humillación que el pueblo griego y su gobierno sufrieron tras el referéndum fue la culminación de una obra aplaudida por los “ahorradores” de las distintas metrópolis.

Por Carlos ARENAS POSADAS

El derecho a decidir en España se ha quedado en tan poca cosa que cuando nos referimos a él, todos entendemos que estamos hablando del derecho de los catalanes a la autodeterminación. Y la pregunta es: ¿Y el derecho a decidir del resto de los españoles? ¿En qué momento hemos podido decidir ser españoles? ¿Quiénes y sobre qué contenidos de la españolidad han decidido por nosotros?