Notas para candidatos/5: Inmigrantes

Plaça de Catalunya. Foto Flickr Luis Irisarri

A veces, demasiadas veces, las campañas electorales se dedican a temas que tienen poco que ver con los problemas reales de la gente.En esta de Andalucía 2018 predomina una cierta obsesión por mirarse en el adversario, como si cada candidato quisiera reforzar su personalidad a partir del rechazo del otro. Parece como si hablar de las cuestiones que afectan en verdad a los ciudadanos fuera algo extraño. Y, si no yo estoy equivocado, las campañas electorales se inventaron para hacer posible que cada candidatura tuviera dos semanas intensivas dedicadas a explicar al votante lo que piensa hacer en los próximos cuatro años si llega al gobierno, cuál es su programa de acción en la siguiente legislatura. Es fácil, ¿verdad? Sin embargo, a veces,demasiadas veces, los candidatos se enredan y enredan hablando de cosas que poco tienen que ver con la realidad de las cosas.

Por ejemplo, el asunto de la inmigración y el trabajo. Si uno pregunta a un candidato de Vox sobre este asunto dirá que hay que acabar con la inmigración porque estamos rodeados de extraños. Pablo Casado dijo el otro día –¡quién le asesorará!– que « no hay sitio para todos los que quieran venir a España». No dijo cuánto era el sitio ni cuántos quieren venir a España pero la frase es rotunda y de esa manera trata de levantar la liebre de que la inmigración es masiva, insoportable, intolerable.

Sin embargo, no es así. Las cifras no indican eso. Acaba de salir un reportaje en La Vanguardia donde usando cifras de la Seguridad Social demuestra las incoherencias e inexactitudes del líder popular.

Según ese medio, el total de trabajadores inmigrantes que hay en España alcanza la cifra de 2.010.634 trabajadores, de los que 835.636 tienen nacionalidad de países de la Unión Europea, es decir, que  el 41,6% de los inmigrados son comunitarios,no estrictamente extranjeros. Son franceses, italianos, polacos, rumanos, etc. Son europeos. Queda, por tanto, 1.174.998 que son de fuera de la Unión, el 58,4%.Todos ellos son trabajadores cotizantes, que abonan sus cuotas a la Seguridad social española, la misma entidad que sufraga luego buena parte del gasto social en pensiones de España.

Algunos detalles del reportaje: la mayor parte de los trabajadores inmigrados se concentran en las áreas económicas de Madrid,Cataluña y el Levante-Baleares. Una pequeña cantidad en Andalucía. Aquí también se cumple la tendencia de que la fuerza de trabajo se concentra en las áreas ricas quedando las regiones del sur (Andalucía, Castilla La Mancha, Murcia)en una segunda línea de acogida de esa fuerza de trabajo. Por tanto, hasta en hostelería, agricultura y comercio, que son los sectores que más acogen a los inmigrantes, nuestra comunidad es de segunda.

Según cifras del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en España hay en la actualidad un total de 5.331.774 extranjeros con tarjeta de residencia. Lógicamente se incluye todos los miembros de una unidad familiar. Pues bien, de esa cifra, 1 millón son rumanos, 782.000 son marroquíes, 320.000 del Reino Unido, y 288.000 italianos y 215.000 chinos, por no citar sino a las nacionalidades más importantes. Y hablando de «culturas»según la expresión del líder del PP, la minoría musulmana es muy reducida: no llegarían al millón los practicantes de la religión de Mahoma mientras que son una gran mayoría los practicantes de la religión de Cristo.

Concluyamos: las cifras de inmigración en España son aceptables, mucho más reducidas que las de otros países de nuestra UE y, en definitiva, es positivo que esa población extranjera aporte su cuota de mantenimiento a nuestra seguridad social.

En fin, habrá que decir a los candidatos –especialmente aquellos que hablan de los peligros de la llegada de extranjeros– que cuando hablen de inmigración y de trabajadores inmigrantes expongan todos los aspectos de la cuestión y no se queden en el viejo recurso de asustar con aquello de “que viene el coco…”

Para leer el reportaje completo pincha aquí

Para más información sobre inmigración, trabajo y Seguridad social pincha ahora aquí.

Anuncios