¿Quién ha votado por Macron?

Por Jean-Marie POTTIER

El Cevipof y el Instituto Ipsos/Sopra-Steria realiza frecuentemente un gran sondeo electoral entre más de 11.000 personas. A estos se les ha pedido durante la campaña electoral cómo situaban a los candidatos a las presidenciales en el eje izquierda-derecha. Vencedor de Marine Le Pen con más del 65% de los votos, Emmanuel Macron era considerado, en la última encuesta realizada antes de la primera vuelta, «muy de izquierda», «de izquierda» o «más bien de izquierda»  por el 23% del electorado; «de centro» por el 38% y «más bien de derecha», «de derecha» o «muy de derecha» por el 33% de los encuestados. Pero es un candidato que ha sido elegido  por un electorado más bien de izquierda, si se consideran las encuestas que ha hecho el Instituto Harris Interactive en los días entre la primera y la segunda vuelta sobre un universo de 7.000 personas.

En la primera vuelta, según esta encuesta, el electorado del candidato de En Marche! estaba compuesto por un 45% de electores que habían votado a Hollande en la primera vuelta de las elecciones de 2012, un 15% de electores de Bayrou, un 18% de Sarkozy, un 3% de Mélenchon y un 2% de Le Pen. Según este mismo instituto, este domingo 7 de mayo, un 53% de electores de Mélenchon en primera vuelta habrían votado a Macron, un 79% de los de Hamon, un 48% de los de Fillon y un 26% de los de Dupont-Aignan.

Sumadas una a la otra, ambas encuestas indican por tanto que, entre los electores de 2017 que habían votado en 2012, cerca de 10 millones de votantes de izquierda (que habían votado a Hollande o Mélenchon en 2012 y a Macron las dos veces este año, o que habían votado a Mélenchon y Hamon este año en primera vuelta y a Macron en segunda) han elegido al futuro presidente. En el otro lado, 5,5 millones de de electores de derecha o de extrema derecha (que habían votado por Sarkozy o Le Pen en primera vuelta de 2012, o a Macron las dos veces, o a Fillon o Dupont-Aignan en primera y luego a Macron). Cifras a las que se le puede sumar en torno a 1,3 millones de electores de Bayrou en 2012 que votaron este año las dos veces a Macron, más los votos de los electores que se estrenaban en 2017, la categoría electoral más abstencionista. Siempre según Harris Interactive, en torno a dos tercios de sufragios de electores de 18-24 años han ido a Macron (es decir, más de 2 millones de votos), contra un tercio que fue a Le Pen.

Un electorado, por tanto, más bien de izquierda, como demuestra la encuesta Ipsos sobre simpatía partidaria publicada este domingo pasado, donde la tasa de voto de Macron es del 80 a 95% éntre los simpatizantes de izquierda (Frente de Izquierda, ecologistas, Partido socialista), 85% entre los de centro y/o centro derecha (MoDem, UDI) y solamente del 70% entre los Republicanos. La conclusión es aún más sorprendente cuando se pide a los electores cómo se posicionan en el esquema opositor binario izquierda-derecha, sea cual sea su partido favorito: el 92% de los electores que se dicen de izquierda han votado por Macron, contra el 8% a Le Pen; el 48% de los electores que se dicen de derecha han votado por Macron, y el 52% por Le Pen.

Siempre según este estudio, Emmanuel Macron llega en cabeza en todos los segmentos de edad, con una ventaja récord entre los electores de más de 70 años (el 78% frente al 22%), y más reducida entre los de 35-49 años (57% frente al 43%). Se muestra una ventaja gigantesca entre los técnicos (82% frente al 18%) o entre electores que tienen el título de Bachillerato más 3 años de estudios o más (81% frente al 19%) o entre electores con ingresos más elevados (75% frente al 25% en hogares con ingresos superiores a 3.000€ mensuales), pero con diferencias más modestas  entre los empleados (54% frente al 46%) y es negativa entre los obreros (44% frente al 56%).

Harris Interactive ha pedido también a los electores su motivación de voto, lo que deja entrever dos electorados completamente contrastados —es verdad que muy desiguales. 41% dicen haber votado a Macron con deseo de que sea elegido presidente, y el 59% por rechazo a Le Pen; entre los electores de Le Pen, estas cifras suben hasta el 60% y 40%. Cuando se les pregunta sobre los asuntos que más les concierne, los electores de Macron citan mucho más que los de Le Pen el empleo, Europa y la educación. Los de Le Pen mucho más la inmigración, la lucha contra el terrorismo y la seguridad de las personas y bienes. Y cuando se les incita a que verbalicen las razones de su elección estos son  los mapas conceptuales que resultan:

Para Macron:

 

 

 

Y este para Le Pen:

 

 

 


Este artículo se ha publicado la misma noche electoral del 7 de mayo en la revista Slate.fr. La traducción es de Javier Aristu.

 

Anuncios