Nuevo Congreso y Senado, las reglas de juego

Foto chicadelatele

Por Aurelio GARNICA

De estas elecciones del 26 de junio surgirán un nuevo Congreso de Diputados y un nuevo Senado. Su resultado provocará una nueva correlación de fuerzas en ambas Cámaras.

¿Qué pueden y no pueden hacer las mayorías del Congreso y Senado?

Para tomar decisiones se exige alcanzar unas mayorías determinadas. Es importante conocerlas, pues condiciona el mayor o menor peso de las fuerzas políticas presentes en las Cámaras.
Además, las nuevas Cortes y Gobierno deben respetar las leyes y normas, mientras no se modifiquen, aprobadas por las anteriores mayorías. También tendrán que convivir con Instituciones nombradas por las Cortes anteriores. Sus componentes se irán renovando a medida que venza su mandato. Especial relevancia puede tener el Consejo de Administración de RTVE y del Tribunal Constitucional, ambos con clara mayoría conservadora. En las democracias representativas se busca este equilibrio de poderes.
Estas cuestiones están reguladas en distintas normas. En esta explicación hacemos una síntesis de las mismas para facilitar su conocimiento.¿Mayorías más habituales exigidas en el Congreso y Senado?

El principio general, artículo 79 de la Constitución,  es la mayoría simple de los presentes en la votación. Es decir,  más votos a favor que en contra del acuerdo. Por tanto la abstención, los votos nulos o los no asistentes no se tienen en cuenta.
Pero hay bastantes excepciones a este regla general. En cuestiones importantes se exigen mayorías cualificadas. Es decir, mayoría absoluta, tres quintos o dos tercios de los miembros de las Cámaras.
El Congreso se compone de 350 Diputados y por eso se alcanza
•    la mayoría absoluta con 176 votos, la mitad más uno.
•    los tres quintos con 210 votos.
•    los dos tercios con 234 votos.
El Senado se compone de 266 senadores, 208 elegidos por los ciudadanos y 58 nombrados por los parlamentos autonómicos, y por eso se alcanza
•    la mayoría absoluta con 134 votos.
•    los tres quintos con 160 votos.
•    los dos tercios con 178 votos.

¿Cómo se toman los acuerdos en el Congreso y en el Senado?

Principio general.- Los acuerdos se toman por mayoría simple de los presentes en la votación, más votos a favor que en contra. Las ausencias, abstenciones y votos nulos no cuentan.
Excepciones.- En cuestiones importantes se exige mayoría absoluta; tres quintos o dos tercios de los miembros de la Cámara.
•    Elección Presidente de Gobierno.- en primera votación mayoría absoluta y en segunda votación mayoría simple en el Congreso de Diputados.
•    Moción de censura.- Mayoría absoluta y con propuesta de candidato a presidente en el Congreso de Diputados.
•    Leyes orgánicas.- Mayoría absoluta en el Congreso y Senado. Las leyes ordinarias, si son vetadas o modificadas en el Senado pueden aprobarse a continuación por mayoría absoluta en el Congreso o dejar transcurrir dos meses y aprobarse por mayoría simple.
•    Reforma de la Constitución.- Para una reforma total de la Constitución, de su Titulo preliminar y segundo y la sección de Derechos fundamentales y libertades públicas se exige dos tercios de ambas Cámaras y posterior referéndum. Para las otras reformas se exige o bien tres quintos del Congreso y Senado o bien mayoría absoluta en el Senado y dos tercios en el Congreso.
•    Nombramiento de componentes de las Instituciones del Estado.- La regla es la mayoría de tres quintos del Congreso y Senado salvo en el Consejo de Administración de RTVE  que en primera votación son dos tercios y de no alcanzarse es suficiente la mayoría absoluta.

Explicación más amplia de las votaciones con mayorías cualificadas.

1.- Elección de la Mesa del Congreso de Diputados y del Senado.
Es el órgano rector de las Cámaras y se elige en la sesión constitutiva del Congreso y del Senado. Es el primer acuerdo que toman. Está regulado en el Reglamento de cada Cámara. Es un procedimiento similar. La Mesa del Congreso está formada por el Presidente, cuatro vicepresidentes y cuatro secretarios. En el Senado está formada por el Presidente,  dos vicepresidentes y cuatro secretarios.
En la elección de Presidente, cada Diputado o Senador escribirá sólo un nombre en la papeleta. Resultará elegido el que obtenga el voto de la mayoría absoluta de los miembros de la Cámara. Si ninguno obtuviera en primera votación dicha mayoría, se repetirá la elección entre los que hayan alcanzado las dos mayores votaciones y resultará elegido el que obtenga más votos.
En la elección de Vicepresidentes cada Diputado escribirá sólo un nombre en la papeleta. Resultarán elegidos, por orden sucesivo, los que obtengan mayor número de votos. En la misma forma son elegidos los cuatro Secretarios, si bien en el Senado pueden escribir dos nombres.
Si en alguna votación se produjere empate, se celebrarán sucesivas votaciones entre los candidatos igualados en votos hasta que el empate quede dirimido.

2.- Elección del Presidente de Gobierno y la moción de censura.
El artículo 99 de la Constitución regula la elección del Presidente de Gobierno. Exige alcanzar la mayoría absoluta del Congreso, 176 votos, en primera votación. De no alcanzarse dicha mayoría, se someterá la misma propuesta a nueva votación cuarenta y ocho horas después de la anterior, y la confianza se entenderá otorgada si obtuviere la mayoría simple.
En caso contrario se tramitarán sucesivas propuestas en la forma prevista en los apartados anteriores. Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso se convocan nuevas elecciones.
El artículo 113 de la Constitución regula la moción de censura. Deberá ser propuesta, al menos, por la décima parte de los Diputados; tiene que incluir un candidato a la Presidencia del Gobierno y debe ser aprobada por mayoría absoluta del Congreso. Si la moción de censura se aprueba cesa el anterior Presidente y su Gobierno y pasa a ser Presidente el nuevo candidato. La moción de censura siempre se aprueba por mayoría absoluta, aún cuando el anterior Presidente hubiese sido elegido por mayoría simple en segunda votación.

3.-Aprobación de leyes.
Las leyes ordinarias se aprueban por mayoría simple. En cambio las leyes orgánicas se aprueban por mayoría absoluta. Son leyes orgánicas las relativas al desarrollo de los derechos fundamentales y de las libertades públicas, las que aprueben los Estatutos de Autonomía y el régimen electoral general.
Cuando el Congreso apruebe una ley ordinaria o una ley orgánica la traslada al Senado. En el plazo de dos meses o de veinte días ,si la tramitación es urgente, puede oponer su veto o introducir enmiendas al texto de la ley. El veto se debe aprobar por mayoría absoluta del Senado.  En caso de veto del Senado, el Congreso debe ratificar por mayoría absoluta la ley o dejar transcurrir dos meses y ratificarla por mayoría simple. El Congreso también decide por mayoría simple sobre las enmiendas introducidas en el Senado.
Como vemos, la última palabra en la función legislativa la tiene el Congreso de Diputados. El Senado, en el peor de los casos ,puede provocar un retraso de dos meses en la aprobación de una ley.
Por último ,cuando el Gobierno en caso de extraordinaria y urgente necesidad aprueba un Decreto-Ley debe ser convalidado o derogado por el Congreso de Diputados por mayoría simple.

4.- La reforma de la Constitución
Los proyectos de reforma de la Constitución deben ser aprobados por los tres quintos de los Diputados y por los tres quintos de los Senadores. Si no hubiera acuerdo entre ambas Cámaras, se intentará obtenerlo mediante la creación de una Comisión de composición paritaria de Diputados y Senadores que presente un texto consensuado, que será votado por el Congreso y el Senado. De no lograrse la aprobación, mediante ese procedimiento, es posible la modificación si obtiene el voto favorable de la mayoría absoluta del Senado y los dos tercios del Congreso. En este caso, no es necesario someter esa modificación a referéndum salvo que lo soliciten una décima parte de los Diputados, o una décima parte de los Senadores.
El proceso es más complejo si se propone una revisión total de la Constitución o una revisión parcial si afecta a su Titulo Preliminar, a la regulación de los derechos fundamentales y de las libertades públicas  y a su Titulo II, que regula la Monarquía. En estos casos se debe aprobar por mayoría de dos tercios del Congreso de Diputados y dos tercios del Senado. Si se alcanza esa mayoría las Cortes deben disolverse y celebrarse unas nuevas elecciones. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión de revisión de la Constitución y a continuación deben proceder al estudio del nuevo texto constitucional, que debe ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras. A continuación el texto aprobado será sometido a referéndum para su ratificación.
Por tanto, si un partido político tiene la mayoría absoluta en el Senado siempre puede impedir la reforma de la Constitución.

5.- Nombramiento de componentes de las Instituciones del Estado

5.1.- Consejo General del Poder Judicial
Es el órgano de gobierno del Poder Judicial. Está integrado por 20 miembros. Son elegidos 10 por el Congreso de Diputados y 10 por el Senado, por mayoría de tres quintos de sus miembros. Se  renueva de forma completa cada cinco años. El actual Consejo finaliza su mandato a finales de 2018.

5.2.- Tribunal Constitucional
El Tribunal Constitucional se compone de 12 miembros nombrados por el Rey; de ellos, cuatro a propuesta del Congreso por mayoría de tres quintos de sus miembros; cuatro a propuesta del Senado, con idéntica mayoría; dos a propuesta del Gobierno, y dos a propuesta del Consejo General del Poder Judicial.
Los miembros del Tribunal Constitucional serán designados por un período de nueve años y se renovarán por terceras partes cada tres. A partir de enero de 2017 deben renovarse a los cuatro Magistrados nombrados por el Senado y a finales de 2019 a los cuatro nombrados por el Congreso.

5.3.- El Defensor del Pueblo
Para su elección es necesario alcanzar una mayoría de tres quintos en el Congreso y en el Senado. El mandato de la actual Defensora del Pueblo finaliza en 2017.

5.4.- Consejo de Administración de RTVE
A propuesta del gobierno de Zapatero se aprobó la ley orgánica 5/2006 que supuso un cambio radical en la configuración del Consejo de Administración de RTVE. Según la misma se componía de 12 miembros. Elegidos 8 por el Congreso de Diputados, de ellos 2 propuestos por los sindicatos más representativos a nivel estatal con implantación en RTVE y 4 elegidos por el Senado. En ambos casos por mayoría de dos tercios. A su vez el Congreso elegía al presidente del Consejo de Administración entre esos doce miembros por dos tercios. El mandato del Consejo era de seis años con renovación por mitades cada tres años.
El gobierno de Mariano Rajoy mediante el Real Decreto Ley 15/2012 modificó estas reglas. Actualmente el Consejo se compone de 9 miembros; 5 elegidos por el Congreso sin candidatos propuestos por los Sindicatos y 4 elegidos por el Senado. Se eligen en primera votación por mayoría de dos tercios. De no alcanzarse y transcurridas 24 horas desde la primera votación, se eligen por mayoría absoluta. El Congreso elige entre esos 9 miembros al presidente con iguales mayorías, dos tercios en primera votación y a las 24 horas por mayoría absoluta. Su mandato es de seis años con renovación por mitades cada tres años.
La próxima renovación del Consejo de Administración se tiene que producir en 2019.

5.5.- El Tribunal de Cuentas
Se compone de 12 miembros. 6 son nombrados por el Congreso y otros 6 por el Senado mediante mayoría de tres quintos. Su mandato dura 9 años. El Presidente del Tribunal es elegido por y entre sus miembros y su mandato dura tres años. El mandato del actual Tribunal de Cuentas finaliza en 2021.

Anuncios