Offshore

Foto Steven Depolo

Por Juan JORGANES

El Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación ha publicado los Papeles de Panamá, que desvelan empresas llamadas offshore, es decir, domiciliadas fuera de la jurisdicción de la Hacienda pública de sus titulares, o lo que es lo mismo, domiciliadas en un paraíso fiscal.

En junio de 2015 la Comisión Europea aprobó una lista con 30 Estados o jurisdicciones considerados paraísos fiscales. En esa lista negra figuraba Panamá. El Gobierno de Rodríguez Zapatero lo había sacado en 2011, decisión que se interpretó como parte de las negociaciones para que el Gobierno panameño adjudicara a la empresa española Sacyr obras en la ampliación del canal. En la relación de paraísos fiscales del Gobierno español aparecía Luxemburgo en 2013, cuando era primer ministro Jean-Claude Juncker, que actualmente preside la Comisión Europea.

-Los túneles de fuga del capitalismo…

-¡Mucho fugao, tú!

Cuando el Chapo Guzmán, líder del cartel de Sinaloa, escapó a través de un túnel de 1,5 km de la prisión mexicana de máxima seguridad de El Altiplano, se sospechó que hubiera implicados funcionarios del penal. La BBC lo consideró “una burla y un desafío a México”. Al Chapo se le calcula una fortuna personal de mil millones de dólares, sangrientos frutos del paraíso.

Una de las características comunes de todos los paraísos fiscales, según la OCDE, se relaciona con los impuestos: o no se pagan o el nivel impositivo es bajo, y, lo más importante, se elude el pago en el país de residencia. Las otras dos características las definen las palabras opaco y esconder y el mandamiento de no preguntar. Así que por esos paraísos coincide toda la gente offshore: los fugaos de las haciendas públicas y los huidos de las fiscalías. No distinguiremos quién es quién entre los forajidos, porque por los túneles del capitalismo todos los chapos son pardos.

Anuncios