De nuevo los sistemas electorales

Por Aurelio GARNICA DÍEZ

Algunas noticias recientes ponen de actualidad la importancia del sistema electoral y su influencia en la composición de los Parlamentos.

 El resultado de las elecciones generales del Reino Unido del 7-5-2015.

 El Reino Unido divide su territorio en 650 circunscripciones electorales y en cada una se elige un diputado. Sale elegido el candidato que obtenga más votos en cada circunscripción. Es un sistema mayoritario puro. Ello provoca unas claras desigualdades cuando se analizan los votos y escaños obtenidos por cada partido a nivel de todo el país. En las recientes elecciones la desproporción más clara es que un partido con 99.809 votos ha obtenido dos diputados y otro con 3.881.129 ha obtenido un único diputado. Los ejemplos se pueden multiplicar como se ve en el cuadro siguiente donde reflejamos los votos y escaños obtenido por cada partido.

 

PARTIDO VOTOS % votos ESCAÑOS % escaños
Partido Conservador y Unionista – David Cameron 11.334.920 36,9% 331 50,8%
Partido Laborista – Ed Miliband  9.347.326 30,4% 232 35,7%
Partido de la Independencia del Reino Unido – Nigel Farage  3.881.129 12,6%      1 0,2%
Liberal Demócratas – Nick Clegg  2.415.888 7,9%      8 1,2%
Partido Nacional Escocés – Nicola Sturgeon  1.454.436 4,7%    56 8,6%
Partido Verde de Inglaterra y Gales – Natalie Bennett  1.157.613 3,8%       1 0,2%
Partido Unionista Democrático – Peter Robinson     184.260 0,6%       8 1,2%
Plaid Cymru – Leanne Wood     181.694 0,6%       3 0,5%
Sinn Féin – Gerry Adams     176.232 0,6%       4 0,6%
Partido de la Alianza de Irlanda del Norte – David Ford     114.935 0,4%       2 0,3%
Partido Socialdemócrata y Laborista – Alasdair McDonnell       99.809 0,3%    2 0,3%
Electores    46.425.386
Participación      66,1%
Escaños  650

 La nueva ley electoral italiana

 El Parlamento italiano ha aprobado una nueva ley electoral auspiciada por  su presidente de Gobierno, Matteo Renzi. Regula el sistema electoral de la Cámara de Diputados de Italia y no afecta al Senado. Sus características más importantes son las siguientes.

El Congreso se compone de 630 Diputados y la mayoría absoluta se alcanza con 316 diputados. Se establecen 100 circunscripciones electorales en las que se eligen 6-7 diputados.

La lista electoral más votada siempre tendrá garantizada la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y podrá formar Gobierno sin necesidad de pactos. Para ello si una lista electoral alcanza el 40 % de los votos se le otorga un premio de mayoría y obtiene 340 escaños, se le otorga el 55% de los escaños. Si ninguna lista alcanza el 40% de los votos, las dos listas más votados se enfrentan en una segunda vuelta a los quince días. La lista que obtenga la mayoría se adjudica esos 340 escaños. No es posible formar coaliciones para acceder a la segunda vuelta.

Se favorece el bipartidismo al dificultar el acceso a la Cámara de Diputados de los partidos minoritarios. Para ello se han establecido circunscripciones electorales de tamaño intermedio, 6-7 diputados y se establece un umbral electoral del 3% de los votos a nivel nacional. Las otras listas que superen ese umbral se reparten proporcionalmente el resto de escaños no adjudicados a la lista mayoritaria.

La ley introduce una modalidad de lista abierta. El cabeza de cada lista electoral esta bloqueado pero los electores pueden otorgar dos votos de preferencia entre el resto de los candidatos.  Si una lista obtiene dos escaños o más, el primer escaño se otorga al primer candidato y el segundo  escaño y siguientes a los candidatos que hayan obtenido más preferencias dentro de cada lista.

La ley entrará en vigor el 1 de julio de 2016. Para esa fecha el Gobierno de Renzi pretende tener aprobada una reforma de la Constitución que modificará las funciones del Senado que perderá su función legislativa. La Cámara de Diputados será la única con competencia legislativa. Ello reforzará el papel de la lista mas votada que siempre alcanzará la mayoría absoluta. No necesitará llegar a acuerdos con otras formaciones para lograr aprobar las leyes.

 Los anuncios de reforma electoral en nuestro país, la elección directa de Presidentes y Alcaldes.

 En recientes declaraciones la presidenta en funciones Susana Díaz ha defendido la elección directa de alcaldes, presidentes autonómicos e incluso del presidente del Gobierno. Además, de ser necesario, con doble vueltas entre las dos candidaturas más votados.  Varios candidatos autonómicos del PP se han apuntado a este mensaje. En varias ocasiones el PP ha lanzado la idea de la elección directa de alcaldes.

La elección directa de alcaldes o presidentes es un cambio significativo respecto a la configuración de nuestros Ayuntamientos y Parlamentos.

En nuestros ayuntamientos y parlamento andaluz, nuestro sistema electoral es proporcional y garantiza que el pleno refleje las opiniones de los ciudadanos en su diversa pluralidad. El énfasis se pone en la representatividad de las instituciones. En muchas ocasiones será necesario alcanzar acuerdos para garantizar la gobernabilidad y la elección del Presidente y Alcalde. El actual periodo de investidura en la Junta de Andalucía es un buen ejemplo.

Con la elección directa de Alcaldes y Presidentes el énfasis se pone en la gobernabilidad y para ello se establecen formulas que posibiliten que una mayoría inferior al 50% se haga con todo el poder municipal o con el gobierno autonómico. Se sacrifica la representación en beneficio de la estabilidad. La reforma aprobada en Italia es un buen ejemplo de este tipo de sistemas electorales.

Este año es clave. Se van a renovar todos los Ayuntamientos, la mayoría de parlamentos autonómicos y el Congreso de Diputados y Senado. Todas las encuestas coinciden en un aumento importante de su pluralidad y del fin del bipartidismo. El Parlamento andaluz es un claro reflejo de esa nueva situación. El reto es claro. Los concejales y diputados elegidos deben demostrar su capacidad para alcanzar mayorías estables que garanticen la gobernabilidad de los Ayuntamientos y Gobiernos. Si ello no ocurre las voces para modificar el sistema electoral en el sentido de los cambios introducidos en Italia aumentarán y tendrán muchas posibilidades de éxito. El deseo de gobernabilidad primará sobre el de representatividad. Espero que aprovechemos esta oportunidad única para demostrar que es posible aunar representatividad y gobernabilidad.

 

 

 

 

.

Anuncios