¿Andalucía insolidaria? Contra Luis Racionero

Foto Flickr: Mani Attico

Por Manuel GÓMEZ ACOSTA

Las líneas que vienen a continuación están escritas por un catalán nacido en Andalucía. Esos catalanes que lo son porque “trabajan y viven en Cataluña” y que han dado sentido y personalidad a esa sociedad. Están escritas desde la rebelión contra un pensamiento ortodoxo y totalizador, excluyente por nacionalista. Están publicadas en el blog hermano Metiendo bulla y como son de gran interés las reproducimos aquí.

Este artículo está escrito por un internacionalista, que comparte diversas identidades y que solo pretende ser un alegato contra todos los estereotipos: catalanes emprendedores; andaluces clases pasiva, unos trabajan,  otros practican el ocio remunerado… Sea  pues interpretada mi reflexión desde una llamada a la concordia entre todos los  ciudadanos y todos los trabajadores de las naciones y los pueblos de una España federal.

Leo con estupor el artículo de opinión publicado en La Vanguardia del pasado viernes 29 de noviembre titulado “La insolidaria Andalucía” que lleva la firma de Luis Racionerohttp://www.caffereggio.net/2014/11/29/la-insolidaria-andalucia-de-luis-racionero-en-la-vanguardia/

Parto del hecho de que todas las opiniones son respetables, pero que deben hacerse desde el rigor argumental, no desde la descalificación previa, ni desde el desprecio al que se considera gratuitamente inferior. El prolífico autor de obras tan interesantes como “Del paro al ocio” (1983),  “El Mediterráneo y los bárbaros del Norte” (1985 y 1996) hace tiempo que decidió cambiar de bando, migrando desde la reflexión liberal y moderna plena de luz mediterránea en donde apuntaba el liderazgo de la imaginación y la creatividad al mundo de las tinieblas del “hooliganismo”. Desde la Catalunya heterodoxa, hedonista, transgresora, liberal e integradora, abierta y cosmopolita al sectarismo de la exclusión, el patriotismo y las movilizaciones encuadradas , a cada manifestante sus coordenadas, longitud y latitud decididas por el GPS del organizador.

Volvamos al artículo de Racionero  y abramos la caja que esconde algunos de los olores que desprende el artículo de referencia.

La superioridad moral del nacionalismo

En primer lugar el artículo desarrolla  a lo largo de sus líneas la componente  excluyente insolidaria y, en ocasiones, xenófoba del nacionalismo. Los nacionalismos se cohesionan a través de la identificación de un enemigo común y se apoyan en la creación del mito  de la superioridad, cultural en algunos casos, racial en el caso alemán, moral en el caso catalán.

La manera de como el autor se dirige  a la Presidenta de la Junta de Andalucía denota una fuerte componente de desprecio y “superioridad” machista. Susana, es mujer, andaluza y por lo tanto ignorante. Sus referencias despreciativas a la dignidad de los jornaleros, su manifiesta altivez y su desprecio a los andaluces en general y muy especialmente a los gaditanos, son en mi opinión vomitivas

Llama la tensión la petición de Racionero de que Madrid intervenga en Andalucía para “acabar con estas anomalías basadas en el engaño” (sic). Un nacionalista català pidiendo a Madrid que intervenga: ”Dios los cría y ellos se juntan”; como siempre el enemigo común de los nacionalistas son los territorios menos desarrollados que les “obligan” a ser solidarios.

Nauseabunda la simplificación de los estereotipos: catalanes emprendedores, andaluces clases pasivas… unos trabajan, los otros practican el ocio remunerado…

Argumentos económicos

El articulista utiliza una serie de rancios y racistas “argumentos económicos” apoyados en la abulia, laxitud  y “gandulería” de unos ciudadanos, los andaluces, nacidos para el ocio e incapaces de organizarse en estructuras modernas productivas. Es pues necesario presentar aquí argumentos, hechos desde el rigor. No se puede hacer crítica desde la ignorancia siempre muy atrevida, desde la descalificación, desde el desconocimiento y desde el desprecio al que se considera inferior.

Economía e industria

Puntualizamos algunos de los datos que esgrime como arma arrojadiza el articulista; precisemos, pues, que la tasa de paro en el tercer trimestre 2014, fue del 35,21% en Andalucía  y del 19,1% en Catalunya  (no el 18%  señalado en el artículo de referencia). El PIB català es del 18,8% de España no del 21% como apunta en su artículo, 13,5% el de Andalucía Concretemos algunos datos más sobre esta comunidad, entre  1986 y el 2013 su crecimiento acumulado del PIB  ha sido del 107,3% muy por encima de España (95,4%) y del conjunto de la UE (71,2%).  Su índice de producción industrial (base 2010) era de 60,9 en 1984 y del 90,8 en el 2013.

Considero inaceptable las rotundas manifestaciones y descalificaciones sobre la inexistencia de una base industrial andaluza. La manipulación “interesada” sobre la inexistencia de exportaciones industriales en dicha comunidad. Andalucía exportó en el 2013 unos 25.970M€, un 79,4% más que en el 2009, lo que supuso 33 puntos más de la media nacional. Durante el periodo de la crisis (2007-2013) las exportaciones andaluces crecieron más del 62%. Siendo la tercera comunidad autónoma en ventas al exterior.

Las exportaciones en ámbitos tecnológicos (aeronáutico y maquinaria) son el segundo rubro exportador después del agroalimentario. En concreto el sector aeronáutico ha incrementado sus ventas en 2013 hasta un 44% alcanzando los 1.509 millones de €(M€) y el de maquinaria un 142% más de 1.500M€, son los sectores más exportadores después del aceite de oliva .La comunidad presenta un saldo comercial no energético positivo con el exterior de 10.270M€  en 2013 .Por provincias llama la atención Cádiz que es la más exportadora con el 32% del total (8.316M€) , lo que corrige los comentarios despreciativos de Racionero sobre esta provincia.

La diversificación de mercados exportadores indica el grado de internacionalización de la economía andaluza. Los mercados de la UE-28 son el destino del 53,6% de las exportaciones andaluzas, estando Marruecos (1.138M€) y EE.UU. (1.040 M€) entre los siete primeros destinos

LA NUEVA PLANTA ANDASOL 3 COMPLETA LA MAYOR EXPLOTACIÓN TERMOSOLAR DE EUROPA

Base tecnológica

Andalucía tiene una potente Red de Espacios Tecnológicos. Dispone de un total de 11 Parques Científicos y Tecnológicos  con más de 34.000 trabajadores (2010), de ellos más de 20.000 investigadores. Estos parques facturan unos 4.100 M€, habiendo unas 1155 empresas y entidades ubicadas en los mismos (datos del 2010).

Destacan entre otros el de Tecnología Aeroespacial (Aerópolis, Sevilla), vinculado a desarrollos del proyecto europeo Airbus,  donde están ubicadas 47 empresas y unos 1394 trabajadores. El centro más avanzado de tecnología aeroespacial del Estado y un referente europeo.

También en Sevilla el Parque Científico Tecnológico de la Cartuja, especializado en innovación industrial, desarrollo de TIC, tecnologías de la salud con más de 340 empresas y unos 14.380 trabajadores ubicados en dicho centro.  Dentro del Parque de la Cartuja merece atención preferente CABIMER (Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa ) , centro de referencia mundial en la investigación multidisciplinar en biomedicina con varios centenares de investigadores en los campos de la biología molecular, la genómica , señalización celular…

El Parque Tecnológico de Andalucía (PTA de Málaga) vinculado a la Universidad de Málaga y un referente en desarrollos de I+D+i en el campo de las TIC, con más  de 538 empresas  y unos 14.695 trabajadores que genera una facturación de 1.546 M€. Uno de los centros tecnológicos  más potentes de la Península.

Andalucía aprovecha su amplia experiencia en desarrollo  agrario para tener parques especializados en el campo agroalimentario, como serían los parques de Rabanales 21  en Córdoba, el agroindustrial de Jerez  y los de Jaén vinculados al sector del aceite, centros de referencia mundial en innovación agroindustrial  y agropecuaria

Algunas reflexiones sobre los EREs

Detengámonos un momento sobre este apartado. Desde cualquier posicionamiento democrático y progresista es inadmisible el comportamiento de sectores de la sociedad andaluza, políticos y funcionarios de la Junta, empresarios, sindicalistas, que aunque siendo claramente minoritarios han hecho un daño irreparable a la imagen de la comunidad y sobre todo aquellos que decían trabajar por la igualdad, la solidaridad y el progreso económico de sus conciudadanos El manejo poco escrupuloso de los EREs en Andalucía es sin duda un elemento profundamente negativo a la hora de acercarnos a su análisis crítico.

Me gustaría detenerme en algunas consideraciones  comparativas que considero ilustrativas, sobre el diferente manejo e instrumentalización de los EREs en las dos comunidades referenciadas en el artículo.

Utilizando datos del anuario del Ministerio de Empleo del 2013 en noviembre de ese año  los gastos mensuales de EREs (Expedientes de Regulación de Empleo) más  ERTEs (Expedientes de Regulación Temporal Empleo) son casi 3,5 veces mayores en Catalunya que en Andalucía; con relación al número de trabajadores en Catalunya  son tres veces más los trabajadores afectados que en AndalucíaOtro dato a tener en cuenta es que la prestación SEA (Subsidio Empleo Agrario) tiene una prestación media de 426€, frente a los 878€  de los trabajadores afectados por  EREs + ERTEs en Catalunya .Introduciendo los factores de corrección debido a la población (1,26) y la tasa de desempleo (1,45) entre las dos comunidades a comparar, el coste mensual de estas prestaciones se dispara en Catalunya con respecto a la Comunidad Andaluza.

Tradicionalmente la derecha catalana (con la aquiescencia por incomparecencia de la izquierda catalana, quien calla otorga) acusa a Andalucía de derrochar EREs +ERTEs;  sin embargo sería justo reflexionar sobre a quién ha beneficiado más  este tipo de “ayudas”. En Andalucía su uso ha permitido mantener en muchas ocasiones el tejido industrial de la Comunidad y ser un instrumento válido para el mantenimiento del empleo en un territorio con elevados porcentajes de desocupación. En Catalunya aparte de ser útil para lo mismo, en muchos casos han sido utilizadas para satisfacer exigencias de las multinacionales instaladas en su territorio  y evitar así la amenaza y el chantaje de la deslocalización.

Cada vez más los ERES en Catalunya son instrumentos utilizados por las multinacionales para crear lo que se ha llamado “plataformas subordinadas de exportación”, que basan su “competitividad “en la devaluación de las condiciones de trabajo y en la producción “low cost”. Esta falsa competitividad, que no incorpora elementos de innovación en el proceso productivo ni aporta valor añadido al producto, está condenada al fracaso. Siempre habrá países que podrán rebajar los costes y las condiciones de trabajo. En Catalunya, en los EREs, no ha habido grandes “desvíos” y malos usos  conocidos  pero han servido en muchas ocasiones para subordinar la estrategia industrial del país a las estrategias impuestas por las multinacionales. Es enormemente difícil ser competitivos si los centros de decisión estratégicos son externos y son los que determinan que se produce y sobre todo en qué condiciones.

La Autonomía Andaluza

Sería injusto no reconocer lo que ha significado la autonomía para dicha Comunidad. De forma sucinta desglosamos algunos datos “superficiales” en la exposición pero profundos en sus raíces, en la medida que han incidido profundamente en las condiciones de vida de sus ciudadanos. La renta per cápita de Andalucía  ha pasado de los 2.870€ de 1986 a los más de 12.000€ en el 2011. Los trabajadores afiliados a la Seguridad social  eran 1.510.200 (1983) y 2.632.600(2013). Los alumnos universitarios de los 89.556 en 1980 alos 234.789 en 2013. Se ha pasado de tener 58 hospitales públicos y privados en el 1980 a los 105 en el 2012. La esperanza de vida al nacer era en 1980 de 71,5 años para los hombres a los 78,1 en 2012, en cuanto a las mujeres se ha pasado de los  77,3 en 1980 a los 83,8 años en el 2012.

Madrid nos roba.  Andalucía se divierte.

Aquí Racionero alcanza su momento álgido expositivo, mientras Catalunya trabaja (Catalunya o los trabajadores catalanes), Andalucía, los andaluces se divierten.  “Cádiz,  que como son los más graciosos tienen un 47% de parados, supongo que para darles tiempo de componer chirigotas”(sic). El articulista al desarrollar estas líneas muestra su grado de paranoia: ¿algún problema personal con los gaditanos y gaditanas…?

  Una vez más el nacionalista escritor se apunta al argumento desfasado y ya abandonado por los sectores más talibanes y recalcitrantes del soberanismo. Aquí sería obligado desmontar la falacia del expolio fiscal: Catalunya es el 19,8% del PIB español y solo recibe de Madrid el 9% del presupuesto para que los andaluces se lo gastan en fiestas y chirigota. Es obligado repetir una vez más que no son los territorios quienes pagan impuestos, sino el ciudadano; es lógico, pues, que los ciudadanos de Catalunya, Madrid, Navarra… paguen más, dado el mayor nivel de vida e ingresos que tienen.

“Last but not least” ¿ Dónde están las izquierdas en Catalunya, acaso el “procés”ha acabado con la cultura solidaria de los trabajadores catalanes? Un artículo como el que nos ocupa, así como reiteradas manifestaciones de políticos catalanes nacionalistas, como Duran Lleida sobre los jornaleros andaluces ( El País 8 octubre 2011)  o las  referencias poco elogiosas del ex Hble Pujol en su libro PDF] La inmigración, problema y esperanza de Cataluña  donde hacía referencia de forma muy poco afortunada al hombre andaluz “un hombre que hace cientos de años que pasa hambre y que vive en un estado  de ignorancia y de miseria cultural , mental y espiritual” (sic) no han merecido en su momento y sobre todo en estos últimos años, ningún tipo de comentarios de la izquierda catalana.

También destaca por su autismo el comportamiento de una clase dirigente sindical catalana. Unas cúpulas sindicales sin proyecto reivindicativo reconocible que han renunciado a cualquier movilización en defensa de los intereses de clase de los  trabajadores catalanes como consecuencia de su subordinación a la estrategia de llamado “Moviment Nacional Català”.

Es totalmente cierto que desde las izquierdas españolas no se han hecho los suficientes esfuerzos en entender y explicar el “fet nacional” catalá, pero también tendríamos que reconocer que desdela Catalunya de hoy,  las izquierdas  no han querido o no han sabido  responder a determinadas manifestaciones preñadas de estereotipos, hechas desde  la incomprensión y el desprecio sobre las identidades de los pueblos de España. ¿Miedo a ser acusados de poco “patriotas”?