Somos parte de la solución.

Bernadette Ségol. Foto: ETUC-CES
Bernadette Ségol. Foto: ETUC-CES

Discurso de Bernadette SÉGOL, Secretaria general de la CES, en el Congreso de la UGT (13 de abril de 2013)

 

Presidente del Congreso, Cándido, Queridos compañeros y compañeras, Amigos y amigas,

Gracias por darme la oportunidad de dirigirme a vuestro Congreso en nombre de la Confederación Europea de Sindicatos.

España, los ciudadanos y los trabajadores españoles están pasando en los últimos años, meses y días, por un proceso excepcionalmente doloroso.

Las actuales y duras políticas que se imponen en toda Europa, y que vosotros estáis sufriendo y de las que estáis siendo víctimas se traducen en: recortes en los salarios, recortes en las pensiones, recortes en las prestaciones sociales, se están privatizando los servicios públicos y se están atacando las relaciones laborales y la negociación colectiva.

Todo esto en un contexto de alto índice de desempleo, sobre todo entre los jóvenes; además de la creciente incertidumbre política.

Esto no puede seguir así. El sistema está llegando a un punto de ruptura.

Estoy aquí para trasladaros un mensaje en nombre de todos los sindicatos miembros de la CES, del Norte como los del Sur, del Este como del Oeste:  Esta crisis tiene su origen en la especulación, la manipulación y el exceso de crédito. Los trabajadores y trabajadoras que vosotros representáis no son los responsables de la especulación, de la manipulación, ni del exceso de crédito.

También estoy aquí para deciros que estamos totalmente en desacuerdo por la forma en que los líderes políticos han gestionado esta crisis.

En lugar de demostrar solidaridad hacia los intereses de los ciudadanos europeos, han dado prioridad a políticas que han agravado la crisis. Ésta es la medicina que está matando al paciente.

Estas políticas son las políticas de la austeridad.

La austeridad es injusta porque las capas más desfavorecidas de une población deban soportar la carga de esta crisis. Recae sobre los que menos pueden sufrir ajustes sin caer en la miseria.

La austeridad no funciona: más bien añade una vuelta de tuerca a la espiral de la recesión.

La austeridad es una forma de atacar el modelo social europeo construido sobre la base del diálogo social, los servicios públicos y la protección social. Modelo que se refleja en los Tratados en los que se basa la Unión Europea.

Pero estos fundamentos están siendo minados.

La ideología neoliberal, a través de la austeridad, está imponiendo su influencia: los trabajadores en Europa deberían estar menos protegidos, los sindicatos deberían ser más débiles o incluso deberían ser eliminados, y la Seguridad Social y los servicios públicos deberían ser privatizados.

Con vosotros, la CES está diciendo alto y claro: NO a estas políticas.

La CES afirma que es necesario volver a sanear las cuentas, reducir el déficit público y la deuda pública; pero sabemos que esto llevará un tiempo. Sabemos que sin crecimiento lo único que traerán los recortes será más desempleo, más desigualdad, más pobreza.

Amigos y amigas, necesitamos solidaridad. Porque es el interés de todos los europeos. Porque todos somos interdependientes.

La CES ha presentado propuestas concretas para un Nuevo Contrato Social para Europa que hace un llamamiento práctico a la solidaridad.

La solidaridad económica significa un gran plan de inversión. La solidaridad económica significa eurobonos. La solidaridad económica significa una política energética con un impuesto destinado a los presupuestos europeos.

También necesitamos la solidaridad social.

Y esto significa tener unas normas mínimas europeas. La obligación de un salario decente para todos. La obligación de que en cada país todos los ciudadanos tengan unos ingresos mínimos decentes, prestaciones por desempleo y protección social. La solidaridad social significa que se debe promover el papel de los sindicatos y la negociación colectiva. La democracia no termina en el voto. Los sindicatos así como el derecho a organizarse y a negociar son parte de los derechos democráticos; atacar estos derechos es atacar la democracia.

Nuestras propuestas están sobre la mesa.

En unas semanas el Consejo de la Unión Europea debatirá cuál debería ser la dimensión social de la Unión Económica y Monetaria.

Nosotros exigimos la inclusión en su agenda de la dimensión social que está totalmente ausenta de las políticas actuales.

Pero la Unión Europa debe tener, insisto en el “debe”, una dimensión social. Los trabajadores y trabajadoras rechazan un retroceso dentro de una zona de libre comercio. Quieren un proceso de integración europea que traiga un progreso económico y social.

Esto no es lo que está pasando hoy.

Y es peligroso. Muy peligroso.

La tentación es convertirse en anti-europeos. Lo estamos viendo en las elecciones y en las encuestas de opinión en muchos de nuestros países.

Y esa no es la solución. En un mundo cada vez más globalizado la solución no es construir nuevas fronteras.

Los sindicatos defendemos la igualdad y la justicia social más allá de las fronteras. Estos son valores sindicales. No queremos organizaciones populistas.

Vuestra historia demuestra que podemos ir hacia adelante. Los ciento vente y cinco años de historia que la UGT celebra este año son una fuerza para salir de este difícil momento.

Se deben encontrar acciones contundentes a nivel nacional. Y aquí quiero expresar nuestra admiración y apoyo a la valiente postura del movimiento sindical español.

Las soluciones también pasan por una Unión Europea mejor, más fuerte y más justa. Podéis estar seguros de nuestra determinación en esta lucha.

Compañeros y compañeras, somos, sois, parte de la solución.

Debemos unir nuestras fuerzas para participar tanto en la oposición como en las propuestas...

Esto es lo que estáis haciendo a nivel nacional, luchando contra todo tipo de obstáculos, calumnias y mentiras de las fuerzas reaccionarias.

Este es también nuestro trabajo, apoyaros a nivel europeo. Lo hacemos, y lo haremos. También me gustaría dar las gracias a Manolo, Manuel Bonmati, a Cándido por el papel tan importante que están desempeñando en la CES.

Muchas gracias a la UGT por su fuerte apoyo a todas las acciones sindicales europeas, que se han desarrollado y que van a desarrollarse.

Os deseo a toda fuerza y determinación para continuar luchando en estos tiempos difíciles y construir un futuro mejor.

Gracias por vuestra atención.

 

Anuncios