Clarividentes

Por Juan JORGANES

Asamblea de trabajadores de Lipasam. Foto Sevillareport
Asamblea de trabajadores de Lipasam. Foto Sevillareport

Tras once días de huelga, los trabajadores de Lipasam, empresa municipal de limpieza de Sevilla, aprobaron la firma de un acuerdo en una asamblea con voto secreto. Tras una asamblea que había rechazado el preacuerdo en una votación a mano alzada en la que participaron 300 trabajadores, el comité de empresa convocó de nuevo a la plantilla. Acudieron
más de 1.300. Se repitió la votación cuando se detectaron votantes sin acreditar.

Diario de Sevilla tituló en primera que “La basura se recoge desde anoche tras 11 días de caos” y destacó que la asamblea fue “caótica”. El editorial, El final de un castigo a Sevilla, Acusaba a los trabajadores de “chantaje inhumano”, con el que “han castigado a Sevilla durante casi dos semanas”.

-¿Y de qué se quejaban los de Lipasam?
-Bueno, ya sabes, les querían bajar el sueldo y tal…

El libro de 4º de Secundaria de este curso no incluye entre los textos periodísticos los informativos (noticia y reportaje). Sólo trata la opinión (artículo y editorial). Autores clarividentes. Convertir el aula en una redacción se complica si en conflictos laborales buscamos modelos en la prensa diaria para las clásicas respuestas a las preguntas qué, quién, cómo, dónde, cuándo y por qué. Entre titulares partidistas y editoriales, ¿cómo explicar con un periódico por delante que también existe la noticia? Y que si un articulista del Diario de Sevilla escribe que el PSOE  “defendió los intereses gremiales de los barrenderos contra los vecinos que les pagan” y otro que “ya va siendo hora que incluyamos entre los culpables de la crisis a unos trabajadores del sector público que son capaces de cobrar por la cara un plus salarial por el simple hecho de no faltar al trabajo”, no quiere decir que su consejo editorial grita cada mañana: ¡Que se jodan!

Anuncios