La gran huelga del 14N, un punto de referencia en toda Europa

Por Antonio BAYLOS

Es ya evidente el éxito de la jornada de acción del 14 de noviembre. La huelga general ha sido seguida masivamente en Portugal y en Grecia, allí ya situados en una conflictividad permanente que enlaza las tres horas de huelga del día de hoy con los dos días de huelga general de hace una semana. También en Chipre, donde la huelga ha sido seguido por el 86 % de los trabajadores.
En Portugal la manifestación de Lisboa ha sumado decenas de miles de personas, clamando contra la austeridad y las medidas del gobierno, a la vez que se conocía el último dato del desempleo, con cincuenta mil parados más, que llega ya a cerca del 16 %.
En Italia, la CGIL era el único sindicato que había convocado cuatro horas de huelga, sin que la CISL y la UIL hayan seguido la indicación de la CES. A esta convocatoria se han unido los COBAS y los estudiantes, junto con toda una constelación de precarios y falsos autónomos. Siguiendo las pautas clásicas del sindicalismo italiano, la huelga ha sido convocada con modalidades diferentes en varias ciudades y regiones por la CGIL, a lo que se ha sumado una convocatoria diferente por parte de COBAS. Trenes y barcos en huelga, pero no aviones ni transportes urbanos – posiblemente por las draconianas decisiones de la Comisión de Garantías en estos sectores, por las que sin embargo COBAS no se siente vinculado – y en algunos municipios de Toscana, castigados por las inundaciones, se ha suspendido la convocatoria de huelga. Por el contrario, en el resto de Toscana la huelga no es de cuatro horas, sino por toda la jornada. Gran seguimiento en la industria y en la enseñanza, aunque se desarrolla una modalidad de huelga solidaria según la cual los enseñantes que no se abstienen de trabajar, lo hacen con una cinta de color amarillo, explican en clase que comparten los motivos del conflicto pero que no lo secundan para que no sufra la docencia y donan el salario de este día a una ONG. Es una modalidad de huelga “virtual” que había teorizado algún exponente del PD comoIchino y que había recomendado el candidato a las primarias del PD y alcalde de Florencia, Renzi.
La huelga se ha acompañado de una larga serie de manifestaciones en todas las regiones italianas y en 87 ciudades que se ha celebrado por la mañana y en la que han participado en total centenares de miles de personas. Un esfuerzo especial se ha realizado por parte de la FIOM, el Partido democrático, SEL y la Italia de los Valores, para organizar una concentración potente frente a la fábrica de la FIAT en Pomigliano, donde la empresa ha sido condenada a readmitir a 19 despedidos de la FIOM por motivos antisindicales. En Milán, tres manifestaciones muy tempranas han paralizado la ciudad. En prácticamente todas las capitales de región la movilización ha sido fuerte. En Florencia, dos manifestaciones han recorrido la ciudad a partir de las 9,30 de la mañana. La convocada por la CGIL ha sido extremadamente concurrida y Fausto Durante, secretario confederal de Europa de la CGIL, ha sido el último de los oradores situando muy correctamente el día de huelga como un salto cualitativo en la acción de la CES que pretende de esta forma recuperar la idea del pacto social en torno al modelo social como el elemento necesario de la identidad europea. Susana Camusso ha estado en Terni, ciudad simbólica en donde se ha cerrado la fábrica del grupo Tyssen de producción de acero, desde donde ha insistido en que había que terminar con las políticas de austeridad, ha criticado al gobierno Monti por proseguir ese camino y no entender que la única salida es partir de la consideración central del trabajo y la cohesión social. “No es posible para un sindicato hoy abandonar la calle”, y las manifestaciones que han llenado todas las plazas de Europa lo demuestran, ha afirmado contestando de manera indirecta al secretario general de la CISL que había definido la huelga convocada por la CGIL como “una huelga solitaria”. Por su parte, los estudiantes han participado de forma masiva en esta jornada. En Roma, la manifestación de los estudiantes ha terminado con enfrentamientos con la policía.
En Francia,  CGT, CFDT, FSU, Solidaires y UNSA han convocado manifestaciones en 197 ciudades francesas. La más importante, la de Paris, con participación destacada de todos los sectores de la enseñanza. Decenas de miles de personas han desfilado contra la austeridad en Paris, en una manifestación convocada por los citados sindicatos  y en la que el componente político del Frente de Izquierdas y el PCF tiene un peso muy fuerte.Bernard  Thibaut ha subrayado el “acto fuerte” de la convocatoria de una jornada europea por parte de todos los sindicatos en un mismo día con un mismo objetivo, del que las autoridades europeas deberían tomar buena nota.
En Bélgica, las huelgas han sido sectoriales, han parado solo los ferrocarriles, en razón de un conflicto ya largo, y se ha realizado una importante manifestación ante la Comisión europea, ante la que se ha entregado un falso premio nobel de la austeridad. En muchos otros países europeos del este ha habido también importantes manifestaciones, en especial en Rumania y en Polonia, donde la manifestación central de Varsovia ha sido convocada por OPZZ y Solidarinosc. En Lituania y Letonia, se han acompañado además de huelgas en el sector público.
La reacción más importante desde el punto de vista simbólico es la de la DGB alemana, que se ha involucrado de forma muy activa en este día de acción europeo. Además de asambleas en las fábricas más importantes del país, las manifestaciones previstas han tenido una amplia participación, sobresaliendo la de Berlín y la de Frankfurt, pero sin olvidar las de Bremen, Hamburgo y Munich como otros puntos de concentración numéricamente importantes. En el discurso de la DGB, muy crítico con la política de Merkel, la recomposición de un eje norte /sur sobre la base del trabajo y su consideración como valor social y no meramente como elemento de mercado, es un requisito necesario para que podamos hablar de una Europa democrática.
El mapa de las acciones europeas es muy impresionante. Pero de todas ellas, la más comentada y valorada es la de España. En Italia, las declaraciones de Toxo al periódico Il manifesto han sido reproducidas por muchos otros medios de comunicación, y en todos los periódicos y telediarios europeos las imágenes y las declaraciones sobre la gran huelga general española han abierto portadas y ediciones. Como ya es habitual, en España esta repercusión resultará grotescamente negada por una prensa concentrada y unos medios públicos secuestrados por el sectarismo del gobierno. No es ahora el momento para analizar este tema – sobre el que ya Rodolfo Benito había advertido en el editorial del último número de la revista de la Fundación 1 de Mayo – sino para señalar que al colocarse la huelga española en una dimensión europea (realmente en el sur de Europa), las tentativas del poder económico y político de reducir  a la nada la protesta se estrellan paradójicamente con el nivel transnacional de la misma, de manera que el ámbito de valoración de su efectividad y de su sentido no queda limitado al espacio nacional, sino que se proyecta en el europeo, donde la opinión del gobierno y del patronato  español – y hasta de la conferencia episcopal, que ha considerado extremadamente negativa la huelga – no es relevante y sufre la erosión evidente del desastre de su economía y la percepción real de la pérdida de legitimidad del gobierno respecto de la mayoría de los ciudadanos.
En cualquier caso, este 14 de noviembre es un punto de referencia que permitirá en los inmediatos días esbozar algunas reflexiones sobre su significado y sus aciertos, junto con los elementos negativos que ha hecho emerger y los interrogantes que permite plantearse a continuación. Pero ante todo es una fecha señalada que deberemos recordar en el futuro como un punto y aparte en la reconstrucción social y ciudadana de Europa contra las políticas neoliberales de la (mal) llamada austeridad, un momento histórico en el que los esfuerzos de tantas mujeres y hombres por organizar la resistencia y el conflicto han resultado fructíferos y han conseguido la participación activa de millones de ciudadanos en defensa de un trabajo digno con derechos como base de una necesaria ruptura democrática europea.

————-

Publicado en el blog Según Antonio Baylos, 14 de noviembre.

Recomendamos el análisis previo de Antonio Baylos en Nueva Tribuna.

Otros análisis de urgencia de la huelga general: López Bulla en Metiendo bulla.

Información de  jornada de movilización en Europa: Diario Público, El País,