¡Refundar Europa!

Bajo el título “Refundar Europa“, sindicalistas de la DGB y otras organizaciones de Alemania, así como filósofos -entre ellos Jurgen Habermas- investigadores y sociólogos de ese país lanzaron el pasado mes de marzo un manifiesto para cambiar la dirección del proceso actualmente en curso en Europa. Lo publicamos en el blog por su  interés y como muestra de que en Alemania  presionan también corrientes y opinión pública contra  la línea oficial expresada por la canciller Merkel.

¡Hay que detener esta marcha hacia la ruina! ¡Superar la crisis con solidaridad y democracia!

Asi no se puede, no se debe continuar. El proyecto europeo se está tambaleando. Europa se encuentra en una crisis existencial. Ya antes del brote de la crisis, la orientación acordada era la equivocada: con a una construcción del Euro fijada unilateralmente sobre la estabilidad monetaria, en base a criterios de endeudamiento y déficit equivocados, con una coordinación errónea de la política económica y el abandono imperdonable de la union social. La crisis se agudizó con la política neoliberal de desregulación y la avidez despiadada de una élite financiera, que especula contra países en crisis y quiere forzar una política que sea conforme a los mercados financieros. Con su modelo neoliberal de subordinación a los mercados (financieros) la Unión Europea no sólo no resolverá la crisis, sino que la agravará.

En vez de mencionar los errores de la política y el afán de lucro como causas de la crisis,  se interpreta el déficit de los estados  como una crisis de endeudamiento del Estado (social), para legitimar una política desastrosa. El gasto público, incluidos los salarios y las prestaciones sociales, son recortados radicalmente siguiendo el dictado europeo. El coste del rescate de los bancos se carga sobre trabajadores, desempleados y jubilados. Sobre todo,  la dirección económica (“Economic Governance”) y el pacto fiscal exigido por el Gobierno Alemán  siguen una agenda que amenaza con deteriorar irreparablemente la democracia política y social de los estados miembros.

Esta política es irresponsable y debe acabar inmediatamente porque es

  • económicamente contraproducente porque estrangula tanto el consumo privado y público, como las inversiones públicas, y con ello el crecimiento y el desarrollo;
  • socialmente irresponsable porque profundiza la división tanto entre los estados miembros, como dentro de los mismos países;
  • democráticamente destructiva porque suspende procesos democráticos y ataca logros de la democracia social como son la autonomía de negociación colectiva y los sistemas de protección social.

En el caso de Grecia convergen los resultados catastróficos de esa política. La economía fue empujada a la recesión, la mayor partes de la sociedad se está empobreciendo, cada vez más gente reniega amargamente de Europa y la democracia se asfixia bajo la garra de la “Troika”.

¡Hay que detener esta evolución en Grecia y no permitir que se repita jamás en otros países! Europa tiene que dirigirse hacia una nueva vía de desarrollo. Si Europa quiere tener un futuro como proyecto solidario y democrático hay que cambiar de nuevo la orientación. Sobre Alemania recae una responsabilidad extraordinaria por ser el Estado economica y políticamente más poderoso. ¡Reclamamos una política alemana que no incite a proseguir esta política destructiva en la crisis, sino que inicie un cambio de rumbo inmediato!

En la política económica son urgentes las siguentes medidas correctivas:

  • Impuestos drásticos para las transacciones financieras. Los responsables de los mercados financieros, como causantes de la crisis, tienen que ser responsables en la financiación de su solución. Esa solución tiene que regular los mercados financieros y reorganizar la banca.
  • La zona del Euro tiene que avalar conjuntamente las obligaciones del Estado. Las finanzas públicas tienen que dejar de estar  acopladas a los mercados financieros.
  • La política monetaria europea tiene que ser vinculada no sólo al objetivo de la estabilidad monetaria sino también a una política de crecimiento y fomento del empleo.

También los sindicatos y la política alemana tienen que reaccionar. Los salarios en Alemania tienen que volver a crecer más que en los últimos años, a fin de parar la continua redistribución en favor de las ganancias, de fortalecer el mercado interno y contrarrestar los desequilibrios en Europa. Asímismo, son imprescindibles una amplia regulación del mercado laboral y la eliminación del sector de bajos salarios y del trabajo precario.

Pero estas medidas no son suficientes. Un cambio de vía requiere transformaciones más profundas:

  • Para realizar la cooperación de economías con diferentes niveles de productividad en una zona con una misma moneda – el Euro -, es necesario que la EU se transforme en una “Unión de Transferencia”. Pagos compensatorios ayudan a reducir los desequilibrios dentro de la zona del Euro. Los deberes y derechos de países donantes y países receptores deben ser acordados conjuntamente. Hay que ofrecer nuevas perspectivas de desarrollo a los países con un endeudamiento elevado.
  • Europa necesita una ofensiva democrática. La UE no tiene futuro siendo un proyecto de élite. El establecimiento de las pautas políticas sólo se debe realizar bajo una consideración estricta de los tratados e instituciones europeos. Los gobiernos no tienen ningún mandato para determinar una política para solucionar la crisis sin contar con los parlamentos. El pueblo tiene que ser consultado en caso de cuestiones fundamentales para Europa.
  • ¡Europa tiene que refundarse! El proceso de unificación necesita un nuevo ideal que le confiera identidad. Cada vez más gente identifica a Europa con endeudamiento del Estado, recortes sociales y burocracia. Ello resta simpatía y credibilidad a la UE. Si Europa ha de tener futuro, se tiene que luchar por conseguir la aprobación y el acuerdo de la gente. Los actores europeos tienen que acordar, en un debate público, un ideal europeo en armonía con una Europa social y democrática.

Abogamos por un movimiento ciudadano Europeo y social que actúe en contra de esta terrible política para solventar la crisis y en favor de un cambio radical de orientación política. El primer paso tiene que ser el rechazo del pacto fiscal en su forma actual y una renegociación del marco de la política fiscal. Se lo exigimos a los responsables políticos y apelamos a sindicatos y a la sociedad civil:

¡Hay que detener esta marcha europea hacia la ruina – con una economía más razonable, justicia social y valentía democrática! ¡Europa necesita un debate público sobre un nuevo futuro solidario y democrático!

PROMOTORES

  • Frank Bsirske (Ver.di)
  • Annelie Buntenbach (DGB)
  • Prof. Dr. Rudolf Hickel (Wirtschaftswissenschaftler)
  • Dr. Steffen Lehndorff (Sozialwissenschaftler)
  • Dr. Hans-Jürgen Urban (IG Metall)

PRIMEROS FIRMANTES

  • Prof. Dr. Elmar Altvater (Sozialwissenschaftler)
  • Prof. Dr. Hans-Jürgen Bieling (Sozialwissenschaftler)
  • Prof. Dr. Gerhard Bosch (Sozialwissenschaftler)
  • Prof. Dr. Ulrich Brand (Sozialwissenschaftler)
  • Prof. Dr. Klaus Busch (Sozialwissenschaftler)
  • Prof. Dr. Frank Deppe (Sozialwissenschaftler)
  • Prof. Dr. Klaus Dörre (Sozialwissenschaftler)
  • Christoph Ehlscheid (IG Metall)
  • Prof. Dr. Andreas Fisahn (Rechtswissenschaftler)
  • Edith Großpietsch (IG Metall)
  • Prof. Dr. Jürgen Habermas (Philosoph)
  • Dr. Dierk Hirschel (Ver.di)
  • Dr. Martin Höpner (Sozialwissenschaftler)
  • Prof. Dr. Gustav Horn (Wirtschaftswissenschaftler)
  • Alexander Kirchner (EVG)
  • Prof. Dr. Birgit Mahnkopf (Sozialwissenschaftlerin)
  • Claus Matecki (DGB)
  • Hartmut Meine (IG Metall)
  • Franz-Josef Möllenberg (NGG)
  • Jürgen Peters (IG Metall)
  • Klaus Pickshaus (IG Metall)
  • Wolfgang Pieper (Ver.di)
  • Prof. Dr. Dieter Sauer (Sozialwissenschaftler)
  • Armin Schild (IG Metall)
  • Dieter Scholz (DGB)
  • Dr. Thorsten Schulten (Sozialwissenschaftler)
  • Prof. Dr. Michael Schumann (Sozialwissenschaftler)
  • Helga Schwitzer (IG Metall)
  • Michael Sommer (DGB)
  • Franz Steinkühler (IG Metall)
  • Ulrich Thöne (GEW)
  • Dr. Alexandra Wagner (Sozialwissenschaftlerin)
  • Detlef Wetzel (IG Metall)
  • Klaus Wiesehügel (IG BAU)
  • Bernhard Witthaut (GdP)
  • Dr. Frieder Otto Wolf (Philosoph)
  • Prof. Dr. Karl Georg Zinn (Wirtschaftswissenschaftler)

Documento original en PDF

Traducción española en PDF