Por qué Alemania debe ser generosa con Grecia

Por Beate KLARSFELD

Beate KLARSFELDLas responsabilidades históricas en Europa pueden todavía jugar un papel positivo para corregir la marcha de la historia.

Es el caso que hemos promovido desde hace tiempo a fin de que el continente africano sea indemnizado por ciertos estados europeos por su actuación durante el periodo colonial.

Es evidente que algunos estados (Gran Bretaña, Francia, Alemania, Holanda, Bélgica, España, Portugal) deben una reparación global, que podría expresarse a través de una financiación sensiblemente superior de la lucha contra el hambre, por el agua y por la instrucción en África.

Y ello viene a cuenta también de la crisis que atraviesa la Unión Europea y de la delicada posición de Alemania como potencia económica que rechaza, bajo su actual gobierno, una solidaridad europea, que juzga que le va a salir cara, demasiado cara, sin duda. Sin embargo, los alemanes deben tener en cuenta el precio de la solidaridad y de la paz de un Occidente que, dirigido esencialmente por los Estados Unidos con el apoyo de sus socios de la OTAN,  permitió en su momento reunificar Alemania.

Los alemanes deben igualmente hacer balance de las destrucciones de las que fueron culpables, los préstamos impuestos a Grecia durante la guerra, los trabajos forzados de los prisioneros de guerra italianos, Guernica y tantos otros nombres que evocan los sufrimientos infringidos por los alemanes a los pueblos europeos, sin olvidar la Shoah.

La Alemania hitleriana habría podido ser desmembrada para siempre y desindustrializada. Los occidentales no lo quisieron; ellos superaron entonces sus posiciones dominantes y pusieron en marcha la Alemania del Oeste. La actual Alemania tiene una deuda imprescriptible con grandes figuras europeas como el francés Robert Schumann, el italiano Alcide De Gasperi o el belga Paul-Henri Spaak.

Es la hora para Alemania no de saldar deudas reconocidas que ya ha saldado sino de dar pruebas de una verdadera generosidad. Es verdad que Alemania ha acometido reformas difíciles que le permiten disponer de confianza y de capitales. Es cierto que Grecia ha gastado mucho sin hacer cuentas o haciéndolas mal; pero Grecia sufrió tanto por la ocupación alemana que Alemania debería mostrarse generosa sin hacer cuentas

Alemania tiene hoy los medios para encauzar a Europa hacia el crecimiento poniendo al servicio del continente un crédito que es suyo. A la vez es necesario que ponga en marcha reformas estructurales que favorezcan la competitividad y que ayuden a financiar dichas reformas el tiempo necesario; es importante que tome la iniciativa para financiar los grandes proyectos que acerquen a los países europeos, facilitando sus intercambios y permitiéndoles plantar cara a los competidores americanos y asiáticos.

Alemania puede jugar un papel determinante en la escena mundial a pesar de no ocupar un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU o de no disponer de la bomba atómica; su pueblo industrioso, su tecnología avanzada, su reconocida administración empresarial, su sentido del interés nacional y del diálogo social le dan la posibilidad de hacer mucho por ella misma haciendo mucho más por los demás.

Todo ello a condición de comprender ese papel y de volver a sentir esa necesidad de generosidad. El canciller Willy Brandt tenía esta generosidad política: él lo  demostró en el gueto de Varsovia y al reconocer las fronteras alemanas de 1945. ¿Quién en Alemania dará prueba de esta generosidad económica de la que Europa tiene tanta necesidad a cambio de más federalismo?

  • Beate KLARSFELD es una famosa ‘cazadora’ de criminales de guerra nacionalsocialistas que escaparon tras la II Guerra Mundial. Junto a su marido, Serge Klarsfeld, ha denunciado reiteradamente la pasada militancia nazi de importantes políticos y funcionarios europeos. Fue candidata de Die Linke a la elección presidencial alemana del pasado 18 de marzo. Die Linke (La Izquierda, en alemán) es un partido político alemán creado por la fusión del Linkspartei.PDS y la WASG el 16 de junio 2007. En las elecciones de 2009 al Bundestag obtuvo el 11,9% de los votos.

————–

Artículo publicado en Le Monde, Pourquoi l’Allemagne doit être généreuse avec la Grèce el 4 de junio de 2012.

Traducción de Javier Aristu y Pedro Jiménez Manzorro

Anuncios